Crónica I

Crónica II

Crónica III

Crónica IV





Parte I



"...Siembra un acto y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás un carácter. Siembra un carácter y cosecharás un destino..."


...Comenzaba el sábado, día de San Isidro, como acababa el viernes día “D”.....


Los tempranos amaneceres siguieron a un ligero sueño, más bien ocasionado por los nervios.., o puede que por el vino de la cena, o también a una noche movidita, más que un despertar espontaneo y después de un profundo sueño....


...Era la hora de hacer unas gestiones de trabajo, era la hora de, mentalmente, recorrer los pasos seguidos anteriormente para comprobar que todo estaba en su justo y adecuado sitio, era la hora de “cuasi” partir....


...El momento no se hizo esperar, los nervios, debido en gran parte a la aventura a acometer eran profundos, hasta me temblaban las manos!!!!!!, uffff, como si de un principiante se tratara..., aunque a decir verdad nunca se es tan sabio...


...Los kms., se hacían casi sin darme cuenta, la conducción era precisa, no sin algunos alti-bajos en forma de “ida” de carril debido al viento reinante. Pasando los minutos empezaba a sentirme aun más cómodo si cabe, sobre mi moto, hacíamos la pareja perfecta, esa que une a Hombre y máquina de una forma cualesquiera que hace que todo sea simbiosis...., era sólo el comienzo...


Tocaba, por fin, la primera parada. Esta no se hizo esperar, el cigarro de rigor y la foto, de absoluta necesidad, básicamente para inmortalizar aquello de..., “Yo estuve allí”, no tardaban en llegar...


Lo cierto es que, en primera instancia pensé, si el Juas,Juas Tour, está concebido para hacer kms., encima de la moto..., a que carajo me preocupo de las fotos!!!..., pero es más cierto que estas se hacen indispensables, absolutamente necesarias en esto del “relato” posterior y muestra de lo acontecido, además, que leches que sería de una aventura como el JJT sin unas imágenes de muestra, sin loas perceptivas/os fotografías/vídeos????, en fin, sólo en fin...


...Seguían los kms., seguía la aventura, aquello no acaba sino que empezar y llegaba la segunda parada, en este caso obligatoria, debido a que tenía que repostar, y lo hacía en un lugar denominado “La Suiza Manchega”, o lo que es lo mismo, Ayna, precioso el mirador y las vistas que desde allí se divisaban, en fin, que aquí me entretuve algunos minutos “retratando” lo que mis ojos veían..., chicos/as, una pasada!!!!.


El largo caminar, el pensamiento del fin del día, esto, esto no me alejaban de otro aun más intenso, el amortiguador trasero de mi moto “casi, casi” decía basta, la cantidad de peso que las maletas laterales y trasera soportaban se hacían reflejo en un, castigado, hastío y ducho amortiguador trasero, de origen “of course”, que daba muestras de fatiga y cansancio a cada pequeño badén por el que pasaba, por cada curva larga por la que hacía camino...., en fin, esto con el paso de la aventura se hacía aun más latente, pero no era hora de abandonar!!!!


Con todo seguía con la marcha, los rebuscados caminos deseaban que se terminasen, deseaba que el fin de la etapa estuviera ahí, hasta el punto que casi aborrecí con todas mis fuerzas el amortiguador trasero de la moto, (cosa de la cual, en el segundo 0,1 siguiente me arrepentía).


Bien, el pensamiento de que Santa Pola era el lugar de destino, era el lugar de apaciguar a las incontenibles bestias que llevaba en algunos momentos dentro, se calmaban con lo que mis ojos veían, con lo que mi ser apreciaba y sentía, cada metro recorrido me hacía más fuerte y esto, esto amigos, es una sensación que no se puede describir, así que, como no puedo, sigo con algo más....



...La temperatura en Madrid no era muy alta a medio día, pero esta subía, cuento más al este me acercaba, con lo que al llegar a puntos de Albacete/Alicante situaba el mercurio en los 22 grados, y eso que era por la tarde....


El paso por la provincia de Albacete me descubría lugares de un paisaje hermoso, la sierra que da paso a Elche de la Sierra enlazaban una tras otra, (curva me refiero), con una vario pinta fauna arbórea sin parangón, la cual hacían que el viaje se disfrutase aun más....


….El periplo del día concluía haciendo entrada, por la carretera de Elche, a Santa Pola, que buenos recuerdo por Dios!!!!, en fin, con algo de calor y con el guardabarros, comprado de forma conjunta por muchos de nosotros, se retorcía en un “bachetón” que “pillaba” hago presencia en la gasolinera de “Cepsa” que hay enfrente al camping, intentando con éxito enderezar el citado guardabarros trasero y tomándome un respiro al ver que, el comienzo se hacía camino..., y como sabéis, se hace camino al andar....


Unas cervecitas bien frías y un “bocata” vegetal, (por aquello de los engordes, supongo), fueron la cena, eso si, no sin antes descargarme en el portátil el vídeo del día.....


En fin, pronto a dormir, en suelo duro, al día siguiente Padul estaba a muchos kms., y había que descansar.....




Parte II


"...No se ha de ser feliz con lo que se desea, sino con lo que se tiene..."


….Comenzaba el domingo con un estupendo día, con mucho sol y una excelente temperatura, lo ideal para poner en práctica nuestra afición..., montar en moto...


Santa Pola iba quedando atrás, la belleza de las marismas de La Marina me seducían y cautivaban a mi paso por ellas, no en vano detuve, en no buen lugar la moto para “arretratar” las vistas..


El calor iba haciendo mella, preludio inequívoco de lo que acontecería posteriormente con unas temperaturas altas que hacían que, aun llevando ropa de verano y camiseta, mi temperatura corporal fuere elevada, no importaba, el camino debía seguirse, ya sabéis... “...Se hace camino al andar...”


La ruta, perfectamente programada en mi Tom-Tom me guiaba exacta por las carreteras elegidas, con la inoportuna y molesta A-92 que, aparecía casi a cada metro que recorría, ya que como sabéis, la citada carretera, autovía para más señas, recorre gran parte del litoral Alicantino/Murciano y toda Andalucía, en definitiva, que siempre me dirigía a esta, siendo frustrante hasta el punto de apagar el navegador y volver a ancestros tiempos en donde la pregunta era el modo de llegar a los sitios de una forma más rápida.


Tenía prevista mi llegada a Padul, lugar de destino de la jornada, sobre las 16:00 horas, pero fué imposible debido al “problema” antes comentado....


Mi paso por la Región de Murcia, excelsa tierra de frutos y Gentes, me hizo aborrecer, sin embargo, sus mal trechas carreteras..., es más cierto que discurrí por una zona complicada, entre siembras, intentando esquivar, en lo posible la dichosa A-92..., hay progreso, progreso!!!!, divino progreso!!!!.


Llegó el momento en que pensé que para que tanto progreso??, pero también pensé, el progreso es lo que hace que una región, ciudad, zona, país, etc., crezca, sea mejor y tenga más calidad, por ello..., por ello el progreso...


Hubo un determinado punto en el que la carretera por la que circulaba llegaba a un punto con fin, si con retorno, pero también con fin, vamos que más “palante”, era imposible seguir, así que, y no sin dar alguna que otra vuelta en círculo, encontré la carretera ideal, sin muchas curvas, pero al menos si que me sacaba a la ruta original planteada...


Toda vez que esto hubo pasado y mi montura y yo estuvimos en la “línea” correcta, me adentraba en la Provincia de Almería, más concretamente en la zona de Tabernas y su desierto, famoso éste por la cantidad de “Spaguetti Western” allí rodados y por los poblados de los estudios que aun, y de forma “saca cuartos” y zona turística, siguen en pie... Con todo llego a Tabernas, localidad que da nombre a la zona y era el momento de refrescarse y comer algo y esto hice, un estupendo bocata de lomo con tomate en pan de la zona..., inmenso!!!!!!!


Después del ágape continúo camino y depués de pasar por Alhama de Almería me introducía en La Alpujarra, al menos en su parte más baja, Padul estaba cerca, pero antes debía acometer unas curvas...., y pasar por Lanjáyar, Láujar de Andarax, Cádiar, Orgiva, (de aquí desvié un poco el rumbo para subir a la Pampaneira y Capileira, donde la carretera sucumbe), y finalmente Lanjarón donde dicen que su agua alarga la vida del corazón..., yo particularmente prefiero Bezolla que, entra por la boca y sale..., y sale a muy buen precio, juas,juas,juas....


Bien, Padul estaba ahí, eran las 18:30, tenía mucho calor y mi deseo de llegar era “suprime”...


Una llamada, una voz amiga, un sentimiento, era Inma, (Ada)!!!!, que alegría, en breve Miguel, (Makaki), estaba en el lugar acordado para guiarme hasta su casa...


Una vez allí, un profundo abrazo y unos besos “elegantes” daban pié a una reconfortante ducha y una “cambiada” de ropa, para acto seguido tomar unos “fresquitos” que Makaki preparó en una santiamén....


Todo transcurría entre charlas, risas y planes para un futuro inmediato y echábamos de menos y hablábamos mucho de dos artistas y sus respectivas, a saber, Pajara, Juigmont, Vicky y Montse, haciendo más risas aun a costa de ellos, juas,juas,juas.....


Poco a poco se acercaba la hora de comer algo y vaya si comimos!!!!, se marcaron, como no podía ser de otra forma viniendo de gente de tan magno corazón, una estupenda, suculenta y abundante cena que hizo que cuerpos y mentes se saciasen intensamente, después un nuevo “fresquito” y con cierta avidez a la cama, habíamos planeado que me acompañarían hasta un punto indeterminado y pasábamos la mañana juntos montando en moto....


Agradecer encarecidamente a Inma y Miguel su hospitalidad, su generosidad y su amistad en un gesto que, como en otras ocasiones, les hace ser muy grandes y lo digo, también, con la boca grande, fue una tarde/noche especial con la magia que tan sólo ellos saben dar al momento. Chicos OS QUIERO TACO!!!!!


En fin, esto acontecía en la 2ª etapa, creo que tardé “cero coma” en dormirme, mi cuerpo ajado caía en una amplia cama como una losa y no tardaba en conciliar el sueño....


“...El valor más seguro, la amistad.... Protege tu valor seguro, el te protegerá..”