PROLOGO:

 

...Corría el mes de mayo, mi vetusta, pero aguerrida Vespa 200 TX, no me daba el placer, la comodidad y velocidad que yo demandaba….¡¡¡¡era la hora de cambiar!!!!

 

Hacía unos dos años, por aquellas fechas, que decidí que no quería más motos, que mi Vespa cumplía al 100x100 su cometido, pero la condición y la mente de los humanos es débil. ¡¡¡¡era la hora de cambiar!!!!

 

Hacia mediados de mayo, ya era un orgulloso poseedor de un flamante B150, azul…., precioso…, maravilloso….

 

…casi nunca había tenido contacto con foros de motos y mucho menos foro de megascooter, pero esa primera vez que lo hice, fue la definitiva, fue para siempre, ya que me dio la oportunidad de conocer a gente inolvidable de un carisma y una pasta impresionante.

 

De casi todos disfruto hoy en la actualidad, OTRO, desgraciadamente ya no y es que la vida nos da unos varapalos en los momentos que más felices no creemos. (MIGUEL D.E.P.).

 

No obstante, la vida, esa vida cruel, a veces desagradable y por el contrario tan preciada y preciosa sigue….navegaba en un día lluvioso por la red, buscando, recopilando información, cual perro de caza busca su presa, páginas y foros de megascooter para ampliar mas mis conocimientos de ese mundo totalmente nuevo y desconocido para conocer a más gentes….

 

 

EL CONTACTO :

 

...En un momento dado, casi en el momento de tirar la toalla, en ese momento en el que la acumulación de horas frente a la pantalla, las llamadas de la chica de los pendientes, reclamándome un poquito de atención y compañía, casi hacen que abandone, descubrí, a través del afamado buscador de la red de redes EL HOGAR DE ALTAIR.

 

En una primera inspección ocular, pensé que era la página de un loco, de un desarbolado al que no le importaba en absoluto, dar a conocer lo que en sus ratos de ocio hacía, en definitiva una de tantas. Pero al mismo tiempo sentía que el trasfondo era algo más, era, como pude comprobar a medida que urgaba en todos los rincones de la página, algo mágico, de unos amantes de un scooter, de la música, los vídeos, las fotografías y los viajes. En ese momento cuando más entusiasmo sentía, los llorosos ojos segregaron una especie de secante, aliviando así mi cansancio, mis oídos, que no hacía ni cinco minutos escuchaban la voz de la chica de los pendientes de forma incesante y martilleante, ensordecieron, mi mundo giró entonces entorno a lo que estaba viendo y leyendo, estaba inmerso en una cantidad de información, de vivencias ajenas, que hacían que todo mi yo estuviese absorto del mundo exterior.

 

Estaba apunto de enviar un correo, a los que a la postre, son, hoy por hoy, unos grandes amigos.

 

He de reconocer que, a pesar de ser de un talante frío y de no sorprenderme en muchas cosas con facilidad, las manos me sudaban, una especie de escalofrío invadía mi cuerpo ya que iba a enviar un correo a alguien, que si bien es cierto, casi conocía como de toda la vida, en tan sólo una hora de visita en su página, lo único que sabía de ellos es que tenían un barco, un coche muy parecido al mío, un perro, de nombre igual al del mío y un scooter. Demasiadas coincidencias. ¡¡¡era el momento de enviar el correo!!!.

 

Pasaron unos días. La verdad es que en mi mente no dejaba de rondar el si mi correo sería respondido o no. No le di más importancia, tal vez porque pensaba que ese tipo de correos iban a un pozo sin fondo que nadie los recibía, y por consiguiente, nadie los respondía.

 

He aquí, que un buen día, al abrir mi correo, entre otros, advertí el de EL HOGAR DE ALTAIR. Presuroso, ávido de deseo por descubrir lo que encerraban sus letras y poder comprobar que mi iniciativa dio sus frutos leí el agradecimiento que Altaïr. Co., me daba por mis letras anteriores.

 

Comenzó entonces, lo que denomino, una nueva etapa y después de varios correos, todos ellos recibidos y respondidos por ambas partes, llegó el momento de comprobar todas las coincidencias que teníamos en común, de comprobar que el miedo a lo desconocido desaparecería en una primera toma de contacto.

 

LA CITA:

 

 

Mi invitación fue gentilmente aceptada por Altaïr Co. El lugar de encuentro sería en el mes de junio, coincidiendo con la II salida Burgman de Motos Miferso, en la localidad de Puente Viesgo. Sería un fin de semana muy completo lleno de emociones y de una inmejorable base para el futuro.

 

Los siguientes días fueron lentos, ilusionados, deseosos de que la hora “D” llegase y esta llego. Los preparativos para la llegada de los nuevos amigos, estaban controlados, el viernes, del mágico fin de semana se acercaba….se acercaba…

 

EL ENCUENTRO:

 

…Me dispuse, con mucho tiempo, a partir al lugar de encuentro….recuerdo que de los nervios casi me equivoco al coger la carretera que me llevaría al lugar de la qdd. Dispuse mi B150 en lugar bien visible, no fuera que…., esperé ansioso, bien parecía un novio esperando a su amada. Mientras pensaba, ¿qué oscuro lado tendrían Altaïr & co.?, ¿qué malas intenciones escondían, totalmente desconocidas aun, para que el fin de semana resultase un desastre y con ello mis ilusiones se fuesen al garete?.... no importa, serán como yo, gente normal, individuos de a pie con ganas de conocer y conocer, como yo. Los nervios a flor de piel, la espera interminable. Más nervios…., por fin un faro. Decepción. Otra moto…. Más de lo mismo. Creo que conté hasta 10 o más motos, no se. Llegó la hora, un faro, detrás algo oscuro,  mi adrenalina al 1000x1000, si es una B400. Mucho equipaje. El primer saludo, presagio de otros muchos que se sucedieron y sucederán. Eran Altaïr & Co. Ya habían llegado. Aparcan con majestuosidad, como si de una carroza de princesa se tratase. Bajan de la moto, esa B400 de infinitas aventuras y batallas. Con una sonrisa de oreja a oreja les recibo. Nos saludamos de nuevo. Primer contacto. Efectivamente, eran lo que yo pensaba, gente normal como yo. Una coca-cola y después….

 

…Partimos a Santander, había que dejar bultos, reponer fuerzas a pesar de los nervios y recoger a la chica de los pendientes. Esto se cumplió. Nuestra primera noche, de cena, de copas, de hablar, de amistad. Congeniamos. ¡¡¡¡bien!!!!. Todo transcurría muy deprisa, tenía la sensación de que el mecanismo que marca las horas corría más de la cuenta. No había tiempo que perder. También llegó la hora de la despedida hasta el día siguiente. ¡¡¡había regata!!!.

 

La chica de los pendientes y yo comentamos la jugada en “petit comité”; son majos dijo ella, si lo son, son muy majos, respondí…..Mañana más y mejor.

 

 

LA AVENTURA I:

 

 

El día siguiente amaneció casi nublado, lo normal en estos lares, no importa hay que aprovechar la nueva amistad y el nuevo día. Vuelta en moto. Primera salida en moto juntos, destino Santillana del Mar. Coca-cola. Comida de picoteo…..¡¡¡¡había regata!!!!

 

El mar se mostraba en calma todo presagiaba un gran día náutico….nada más lejos de la realidad.

 

Club Marítimo de Santander, presentaciones….¡¡¡¡había regata!!!!.

 

Esta transcurrió entre, esfuerzos, algunos golpes y rotura de medidores del tiempo….simples secuelas de la batalla contra las olas en la gran Bahía de Santander. Buen rollo. El TREMEN-DOS se mostró implacable con los arrebatos y azotes marinos ¡¡¡que grande!!!. Para generaciones venideras y cuentos a hijas, sobrinas o nietos si los hubiere, quedo en nuestras retinas y en la cámara de Altaïr & Co., esta aventura marina.

 

Aun nos quedaba la noche del sábado, más compañía, más relatos, más amistad, cena, alguna copa y pronto para casa….al día siguiente ¡¡¡había salida en moto!!!

 

LA AVENTURA II:

 

El domingo despertó temprano, entre sollozos, ¡¡¡había salida en moto!!!, me apresuré a desayunar rápido, Altaïr Co. me esperaban en su hotel para el comienzo de nuestra segunda gran aventura del fin de semana. Esta no se dejó esperar y ambas expediciones a lomos de sendas monturas se dirigieron al lugar de encuentro con el resto de participantes. Hacía calor, los nervios, como los de un colegial el primer día de clase. Saludos, presentaciones, más de lo mismo. ¡¡¡¡había salida en moto!!!!. Por fin la salida, la Policía nos escoltaba, “ruteamos” por Santander, para poner rumbo a nuestro destino, desconocido, místico…..

 

El Grupo se dirigía lento pero seguro dirección Laredo. Altaïi & Co., grababan, quizá también para ellos, acostumbrados a eventos mucho más multitudinarios y quizá más importantes que éste, también era algo especial. Aperitivo en Santoña, charla con amigos, se comentan las jugadas más interesantes, se habla….con amigos. De nuevo salida, ya se huele el menú, Laredo está cerca. Jugaba España, pero casi no importaba, el evento que teníamos entre manos era más que importante, no había tiempo que perder, Altaïr & Co., estaban allí, había salida en moto y el fin de semana estaba resultando muy emocionante….

 

LA DESPEDIDA:

 

….pero todo lo bueno se acaba, como se acaba el turrón en navidad…Los últimos instantes los saboreamos junto al mar, con foto oficial de la QDD incluida…llegó la despedida. Prometimos volver a vernos pronto, había que repetirlo, ¿Cuándo?, ¿Cómo?, ¿Dónde?, no se, pero había que repetirlo. Acompañé a Altaïr & Co., hasta la carretera que separaría, no por mucho tiempo a los amigos, un saludo, un hasta luego….

 

 

Dicen que las gentes de bien, tienden hacer amistades allá por donde van. Estoy convencido que la amistad que me une con Altaïr & Co., es de las de para siempre, por ser como somos, por querer seguir siéndolo. Gracias a ellos he conocido algo más que tener amigos…..GRACIAS A AMBOS POR SER ASI….COMO SOYS.

 

Quizá, si aun hoy tuviese la Vespa 200, si no hubiese adquirido mi primer megascooter, no conocería a Altaïr & Co., por eso cada vez estoy más convencido de que ese…., ese fue un gran acierto en mi vida….

 

 

Enrique Mora “Racing”.

MCCantabria.