Es dificil comenzar sobre qué fue lo que nos llevó a iniciar este viaje con destino a la Isla Indómita. Supongo que fue una mezcla de llegar más lejos que antes y de conocer lo que más dificil nos puede resultar despues. El caso es que a mediados de Junio decidimos partir hacia la Tierra más nueva del planeta.


Este es un extracto del Diario de abordo:





Dia 1.


"...os voy a contar como ha pasado. Desde hace un mes nuestro viaje está cerrado. Lo hemos decidido. Islandia nos parece un destino "Padre".


"A eso de las 17 horas emprendemos nuestra marcha. Hacemos las fotos preceptivas en la puerta de casa."


"Pasado el peaje de Pina de Ebro detectamos que la moto no va bien. El Capitán avisa de una averia encendiendo un testigo de alarma.  El Capitán nos deja a nuestro libre albedrio sin frenos y sin luces. Sergio consigue pararlo unos kilómetros despues en un área de servicio. El Capitán no responde".


"... nos ponemos en contacto con Asistencia BMW y al cabo de una hora aparece una grua que se hace cargo del Capi y de nosotros. El gruero no para de hablar de cómo un dia se le cayó una moto de la plataforma al romperse la pata de cabra. De como en otra ocasión un coche que parecía bien atado se estampaba contra la cabina de la grua. Y así una y otra historía cada una más agradable y que hace que se nos pongan los pelos como escarpias."


..."esperamos durante 40 minutos en la Base de las gruas a que nos comuniquen el hotel donde dormiremos. El Capi respira detrás de nosotros. Parece que nos sonrie con una mueca burlona diciendo algo así como que no creamos que el viaje termina ahí. Que solo se trata de dar un poco de emoción a la historía. Le seguimos viendo como un compañero de viaje fiable y legal. El gruero habla habla y habla y no da tregua. Por fin suena el telefono."















Dia 2.  


"... nos levantamos a las 7.30. Sabemos que es un día complicado y no podemos perder ni un minuto. Se trata de una carrera contra-reloj que nos puede costar muy caro. Nuestro tren de Narbonna con destino a Paris sale en unas horas.  Todavía guardamos la esperanza de llegar."


"...nos recoje Raul el compi del gruero de anoche que aparece con el Capitán cargado a sus espaldas. Nos ponemos en marcha rumbo a Zaragoza".


"... el Capitán ya se ha entregado a las manos expertas de los mecánicos. Esperamos en la sala habilitada para ello en el concesionario y a la hora o así nos recoge un taxi que nos lleva al centro de la ciudad..."


"... vestidos con la ropa de moto no creyendo que nuestra aventura termine ahí, empeñándonos en continuar el viaje a lomos del Capitán y bajo un sol de justicia nos recorremos la plaza del Pilar..."


"... el Asesor de Servicio nos confirma que la avería es importante. Se trata del Alternador que ha fallado y que por tanto ha de ser reemplazado. Seguidamente nos conduce  al lado del Capitán que desarropado ya no luce tan fantástico como siempre. El Jefe de Taller nos explica que se ha pedido la pieza al Centro de Logística de Madrid y que al dia siguiente les llegará, observando la posibilidad de que antes de las 13:00 la moto esté lista."


"... la noticia nos deja frios. Ello supone que deberemos dormir ahí y hasta el viernes probablemente despues de comer no podamos salir. Esto retrasa mucho nuestro programa de viaje y realmtente lo hace peligrar."


"...Durante más de una hora nos debatimos entre dudas y oscuras preocupaciones... ¿y si volvemos en ese mismo instante a Madrid e iniciamos de nuevo el viaje a bordo de Demián? o ¿esperamos a que el Capitán esté definitivamente recuperado y continuamos nuestra marcha arriesgándonos a perder los barcos?. El tren que debíamos coger en Narbonne ha emprendido ya su viaje sin nosotros. Perderemos tambien el barco desde Dinamarca?".


"... finalmente decidimos esperar a que el Capi este plenamente recuperado."







Dia 3.


"... nos informan que la pieza no ha llegado ni llegará hasta al menos en diez dias. Esa pieza no se halla en Madrid y la tienen que traer de Alemania. ¿Diez Dias?."


"... hemos jugado y hemos perdido. El Capitán nos la ha jugado... ¿o ha sido BMW...? Dos dias en Zaragoza para nada. El tiempo se nos echa encima y estamos peor situados que cuando empezamos. A más de 3000 Km de Bergen."


"Ante nuestra solicitud la Asistencia BMW pone a nuestra disposición un coche para volver a Madrid..."

"A las 15 horas llegamos a casa. Rehacemos el equipaje a la carrera y emprendemos la marcha hacia Francia."


"Conducimos toda la noche, pasamos la frontera con Francia y tratamos de dormir en un área de descanso.


"Un merodeador, Patilla Blanca, comienza a ponernos nerviosos.  Camina fumando rompiendo la quietud de la noche. Pasa cada vez más cerca del coche. Decimos arrancar y movernos a la siguiente área de descanso."











Dia 4.


"Todo el día transcurre conduciendo de camino a Hirsthals. Desayunamos, comemos y cenamos en la carretera. Las autopistas francesas hasta Paris tienen tráfico pero nada comparado con lo que se observa en dirección contraria, rumbo al Sur. El tapón es constante.


Comemos unos sabrosos sandwiches que solo los franceses parecen saber hacer. Nos alternamos a los mandos de Demian +.


Apenas vemos coches españoles. Paris se adivina ya en nuestra proa. No avistamos nada que se parezca a una ciudad. Solo Áreas Industriales que dan paso a una masa de edificios grises  y discretos.


Las autopistas francesas nos suponen un gasto de unos 100€. Nos parece algo desproporcionano y más cuando abandonado el país galo nos adentramos en Bégica y Alemánia donde las autopistas no se encuentran gravadas.


Nuestro paso por Bélgica es breve. Apenas leemos los carteles que indican las ciudadades más europeas. Bruselles, Maastricht... Todas saludadas por nuestro pañuelo.


Y por fin Alemania.


Se hace larga e interminable. Las autopistas son estupendas. Aqui nadie respeta los limites, cuando los hay. No permitimos el lujo de poner a Demian + a más de 200 Km/hora. "


Reflexiones desde el confort de Demian "...2.761 kms a nuestro primer destino. La maquina no para. Al contrario que nosotros no necesita descanso. Podemos disfrutar cada kilómetro. En menos de 24 horas hemos cruzado España, Francia, Bélgica y Alemania. Dinamarca se dibuja ya en nuestra proa.


Vivir la autopista como nunca antes habiamos hecho. Despertar en un área de servicio con el Norte como meta. Rodar a más de 200 Kms/hora sin violar la ley. Tratar de aguantar un poco más. Sin parar. La duda. ¿Donde paramos?


De nuevo... la AVENTURA con mayúsculas. Con la mejor banda sonora a volumen brutal.


Unas gaviotas se posan sobre el muelle de Histhals.


Los momentos sin saber que ocurre. La duda sobre la duda del viaje. El fallo del Capitán...


... Una fábrica que trata de responder pero no lo hace.


El dolor de mi cuerpo. El dolor de mi mente. Los 3 parados bajo el sol de la Ciudad Inmortal.


Demián se sonrie en casa. Sabe que es lo que le espera. Un destino lejos de los monotonos viajes de trabajo por la peninsula. El Gran Oeste le espera."


"Los pistones giran a 2.500 vueltas. La aguja marca 170 Km/hora. La lluvia golpea con furia los cristales de Demian. Los coches alemanes nos adelantan.


Comienza a caer la noche sobre Alemania. ¿Donde dormimos?"





Dia 4.


Ayer paramos en un área de servicio muy grande con un Burger King. Comimos un doble whoper y un Crispy Chicken que por lo que fuera nos gustaron más que los que ponen en España.  Decidimos dormir allí.


Nos hemos despertado a las 5.30 pero hemos aguantado durmiendo hasta casi las 6.30. Un cafe en la gasolinera Shell y comienza la útlima etapa a Escandinavia.


La ruta desde Hamburgo está llena de motos que no hacen más que recordarnos al Capitán. Es la gran ruta desde Cabo Norte.


A las 12.30 hemos llegado a Histhals. Son ahora las 23.00 y aqui hay luz... del sol.




Ws Altair