El Secreto de Manu Burgman
Marzo 2001


Estar en un sitio desde casí el principio tiene la ventaja de que en el caso de que nazca una leyenda, la puedes ver crecer.

 

Y eso es algo que nos pasó con Manu Burgman, otrora leyenda andante del mundo Megascooter hasta que simplemente desapareció.

 

Estas breves lineas las escribimos para plasmar su habilidad para predecir el tiempo.

La vieja vela que iluminaba la sala le daba a esta un color ocre que no era capaz de disfrazar el polvo que se acumulaba sobre los libros apilados en la gran mesa de madera y que continuaban a lo largo de la estancia. 

 

Viejos tratados de alquimia, magia blanca, magia negra. Estudios de invocaciones, aquelarres, pactos con el caído. Sobre un estante, en la pared norte de la habitación un pequeño retrato apenas visible por el opaco vidrio que lo protegía mostraba una figura con los dos brazos levantados con el dedo índice y corazón formando un pequeño ángulo.


El suelo de madera rechinaba a cada paso. Con grandes zancadas se dirigió al estante de la pared Este, tras la mesa. Allí cogió un tubo de ensayo humeante.

- No puede ser, no puede ser...- pensaba-. La idea golpeaba su cabeza una y otra vez.

- Otra vez.. otra vez. ¿Cómo es posible?. - ¡Piel de Satán y Belcebú! -chilló-. Confírmame el P O D E R!!!.... ¡Deja que sea otra vez tu más humilde siervo!.... ¡Dame el poder de reconocer la llegada del Hermano Trueno!!!!.

El cielo se ennegreció, la lluvia comenzó a caer. Su risa se dejo oír....


– Otra vez he acertado, otra vez he acertado..... el Sábado Lloverá!!!!!  



Extraido del Libro I: El Secreto de Manu Burgman


Ws Altair