Hoy 12 de Diciembre. Reflexiones en el aniversario de Altaïr
Diciembre de 2001


El tiempo va pasando y haciendo mella en todo.

 

Las relaciones entre las personas ante el efecto del tiempo pueden verse fortalecidas o poco a poco deteriorarse.

 

Hay incluso quien dice que si una relación muere con el tiempo es que nunca mereció la pena.

 

Este relato era un grito en el vacio del espacio.

 

Un año despues del inicio de la magia... poco a poco... el silencio llegaba. Pero yo me empeñé y no lo oí.

 

Pero yo estoy muy lejos de lo perfecto.

Hoy 12 de Diciembre de 2.001 se cumple el primer aniversario de mi decisión de adquirir a Altaïr.


Recuerdo que era una fria tarde-noche del Martes 12 de diciembre de 2000 cuando entre en el concesionario y les dije: - quiero la moto. ¿Cuando me la dais?. Hasta el Viernes no me la daban. Los minutos de la noche se acumulaban en el reloj de la mesilla. Cristina me agarraba y me decia duermete. Los ojos se me abrian. Trataba de traer a mi mente cada milimetro de su estilizada figura. Recordaba cada linea del texto del escueto folleto que el concesionario Suzuki me entregó. "Con la potencia propia de un motor de 400cc"...


Así pasaron las noches de aquella semana que comenzó el 10 de diciembre de 2000. Las mañanas las pasaba buscando información de quien iba a ser nuestra nueva compañera de viajes mientras trataba de desempeñar lo mejor que podía mi trabajo. Paginas web en Italiano narrando aventuras en Megascooter. Alemanas destripando Suzuki Burgmans. Las primeras que hablaban del proyecto Silverwing y de la apuesta deportiva de Yamaha. Y finalmente el MCM. Antes del Jueves comencé a proyectar el viaje a Salamanca del último de diciembre.


El Hamlet atracado en un frío pantalán veía la niebla caer sobre él.


Finalmente aquel viernes no estuvo preparada Altaïr. Mis noches en vela. Mis nervios. Todos fueron atrapados dentro de este cuerpecito sin poder darle rienda suelta a una recien nacida Altaïr.


Llegó el Sabado. Recuerdo que los entonces por mi desconocidos Manu y Newman estaban en Navacerrada. Me llamaron. - ¿Te vienes a enseñarnos tu flamante Burgman?. Ibamos camino del Hamlet a bordo de Gerónimo. Pensé que esta gente no me iba a creer cuando despues de haber anunciado a bombo y platillo que me daban la moto el viernes ahora les decia que no me la habian dado. Y posiblemente no me creyeron.


Recuerdo que aquel fin de semana fue soleado. El Hamlet rompía las casi rigidas aguas del Pantano de San Juan sin ninguna compasión .

 

Mi mente solo veia las fotografías del dichoso catalogo de Suzuki. Los textos prometiendo libertad, movimiento sin descanso. 


Llegó el lunes. Llegó la tarde. Fuimos al concesionario. La placa ya estaba colocada (torcida si os habeis dado cuenta). Breves notas que nos informaron sobre como funciona una moto matriculada en el 2.000, y a la calle....


El resto más o menos lo conoceis.


Y es sobre ese menos sobre el que os quiero hablar.


Es sobre la primera vez que os vi en la Cafetería California. Cuando vi un grupo de gente que trataban de comulgar la vida familiar con el "miedo" aventurero que produce la moto. Allí conoci a Chema con su guapísima hija que sin yo saber porqué habia insistido en quedar "porque hacia mucho tiempo que no nos veiamos". Tuve la oportunidad de hablar largo y tendido con el "misterioso" Virtual, Raul, Eduardo, aquel tipo largo y escaloyado que no hacia mas que hablar de bordados; el más nuevo y joven Bono, a Newman...


Es sobre el primer viaje que hice con el club a Casillas donde conocí a Newman y Bono.


Es sobre la excursión a Pingüinos.


Es sobre el lazo que comenzó a surgir entre todos los navegantes que habitaban en las paginas que el MCM comenzaba a escribir.


Es sobre como algunos valientes con suerte fuimos a Barcelona. Es como nos recibieron alli. Es sobre como nos sentimos de bien alli. Es sobre como conocimos en persona a Santi, a Alfred, a Laureano, a nuestro albaceteño inquieto, a los Calçots (se escribe asi?) y a todos los demas ...


Es sobre como algunos (o fue algun) se enfadó...


Es sobre como luego otros historicos comenzaron a marcharse porque cambiaban de montura....


Es sobre como una noche nos juntamos en una "taberna" en Plaza de España y realizamos una improvisada junta en la que se discutia el futuro del Club, su presidente... su nuevo presidente...


Es sobre como los kms iban sucediéndose en la atrevida Altaïr. Es sobre como su tripulación deseaba que llegara el fin de semana para hacerse a la mar (o al menos algunos de la tripu)


Es sobre como la espesa niebla rodeaba el Hamlet


Es sobre como la gente se iba apuntado y enriqueciendo el MCM.


Es sobre como un dia comienzo a pintar en trazos enlazados mis sensaciones. Mis aventuras.


Es sobre como explico a los que quiero lo que Altaïr ha supuesto en mi vida. Como de nuevo he vuelto a sentir lo que habia dejado olvidado en años mas tempranos. El miedo de cada curva. La duda de la aventura.


Es sobre como el MCM me habia ayudadado a ello. Como me habia protegido en cada salida. Como ese grupo me habia hecho sentir seguro en lo que nunca se puede sentir seguridad pero sin cuya confianza no te puedes fiar. La moto. Y un dia nace www.megascooter.net. Y sigo narrando sentidos. Sigo contando.


Es como un dia surge el carácter. ¿Erróneamente?. Pues lo mas seguro que si. Como ya escuché entonces, somos como somos y no se nos puede pedir que seamos de otra forma, porque entonces dejariamos de ser lo que somos y ya no deberiamos de estar donde estamos.


Es sobre como mi desajustado enfado enfada a otros.


Es sobre donde ya no está la protección de estos otros.


Es sobre cómo se echa de menos y es sobre cómo enmendar un error.


Es sobre como Altaïr viajó en solitario.


Es sobre como se acuñaron las Ws


Es sobre como el MCM sigue creciendo.


Es sobre el cambio en el MCM.


Es sobre el cansancio que le entra a otros.


Es sobre como Altaïr se hace vieja.


Es sobre los grupos dentro del MCM


Es sobre Soria 2001


Es sobre encontrarte con lejanos amigos de nuevo.


Es sobre soñar con grandes viajes.


Es sobre como ahora al juntarte a veces con el MCM te sientes solo.


Es sobre como no entiendes el porqué


Es sobre como dentro del MCM algunos mantienen mi mirada y otros no.


Es sobre el silencio de la lista.


Es sobre como no saber volver al principio


Es sobre desear poder ser perfecto y no cometer errores


Es sobre querer decir que nunca quise producir ninguna sensación no acudiendo a la cena de Navidad.


Es sobre decir que no quiero que el MCM envejezca, madure y se muera.


Es sobre que os quiero.


Ws Altair